ROCKOLA
Bienvenid@ a la página no oficial de Rockola del espía (Carlos)

Aquí encontrarás mucha información sobre la mítica sala de Madrid que desde comienzos de la década de los 80 sirvió como crisol de una subcultura juvenil que desde un tiempo atrás permanecía dispersa y sin referencias claras. Rock-ola, sita en la calle Padre Xifré, 1, metro Cartagena (hoy convertida en un establecimiento comercial relacionado con la automovilística) fue un emblemático lugar donde convergían todo tipo de manifestaciones culturales, aunque la música ocupaba un plano primario. Por Rock-ola pasaron cientos o miles de grupos; desde aquellos nacionales de los que nunca más se supo (V2 Berlín, Ultimo sueño, Últimos pasajeros, La gran curva, y un larguisimo etcétera) hasta otros que conseguirían la consagración más adelante (Radio futura, Alaska y los pegamoides, Parálisis permanente, Derribos Arias, Sindicato Malone, Glutamato yeye, Décima víctima, etc. etc.) pasando por grandes bandas foráneas, especialmente anglosajonas (Lords of the new church, Killing Joke, Nick Cave and the cavemen, Psychelelic furs, Siouxsie and the banshees.....)

Otros conocidos personajes del humor, el cine y la televisión actuales dejaron sus primeras ideas en Rock-ola; por ejemplo "Pedro y Pablo" (Pedro Reyes y Pablo Carbonell) mostraban algunos de sus primeros sketchs en Rock-ola cuando eran unos perfectos desconocidos.

Raro era el día que no hubiera en la sala un concierto, una exposición de fotografía o pintura, una "performance" o una proyección de vídeos y, como es lógico, a partir de cierta hora, los pinchas Pepo y Magín (y algunos menos habituales como Chacón) presentaban las últimas novedades para que la gente bailase al tiempo que escuchase las fechas y horas de los próximos eventos. Al acabar un concierto, era muy habitual que sonasen temas como "Lovecats" o "The walk" de The Cure, "Never stop" de Echo and the bunnymen, "The wheel" de Spear of destiny, "This is not a lovesong" de P.I.L, o "She's in parties" de Bauhaus, seguidos de "El pistolero" de Pistones....así hasta las 4 o 5 de la madrugada.

En definitiva, Rock-ola constituyó un punto de referencia casi único para conocer un submundo alternativo que ebullía en las calles de Madrid y que aquí puedes conocer, recordar... y sobre todo, opinar, discutir y aportar.

Si tienes fotografías, entradas, pasquines o cualquier documento que se te ocurra en relación con Rock-ola o con el clima que lo rodeaba, me encantaría que me lo hicieras llegar pinchando aquí neanderthal@terra.es

Como ves, dispones de un foro donde dar tu opinión, comentar tus recuerdos, o discutir las ideas de los demás a cerca de Rock-ola y, en general, de lo que fue lo que hoy conocemos como la "movida madrileña"

No te olvides de firmar en libro de invitados